domingo, 23 de febrero de 2014

Fideos de arroz con pollo, calabacín y setas.

A partir de una receta que vimos en el blog El puchero de Morguix, hemos hecho la que presentamos.


Ingredientes:

Un paquete de fideos de arroz (250 gr.)
250 gr. de pollo.
1 cebolla.
1 puerro.
1 calabacín.
1 bote de  setas variadas.
Salsa de soja.
Aceite.
Sal.
Pimienta.




Preparación:

Empezamos por pelar, lavar y cortar en trozos más bien grandes el puerro y la cebolla.



Echamos un poco de aceite en una sartén amplia y ponemos a pochar el puerro y la cebolla, no nos interesa que quede muy pochado, a nosotros nos gusta más bien enterito.


Mientras se van pochando el puerro y la cebolla, limpiamos el pollo de grasa, (en este caso se trataba de muslos deshuesados) lo lavamos y lo cortamos en pedacitos no muy grandes (secamos un poco con papel de cocina) y lo ponemos a marinar un rato con salsa de soja.


También, pelamos y cortamos el calabacín en taquitos.



Escurrimos el líquido del bote de las setas.



Ya lo tenemos todo preparado.


Sacamos la cebolla y el puerro de la sartén y echamos el pollo y el calabacín.


Y a los pocos minutos añadimos las setas.


Tampoco queremos que quede muy hecho, únicamente el pollo es el que nos interesa pasar un poco más, pero al estar marinado en la soja, tampoco va a pedir mucho tiempo.


Una vez que esté todo hecho volvemos a echar la cebolla y el puerro y salpimentamos, hay que tener cuidado porque la salsa de soja ya aporta bastante sabor.



Por otro lado hacemos los fideos chinos, para cocerlos seguimos las indicaciones del fabricante, en nuestro caso, para 250 gr. de fideos, ponemos agua (1 litro) a hervir en una olla.


Cuando esté hirviendo la retiramos del fuego y echamos los fideos, los dejamos 4 minutos en el agua caliente, los escurrimos en un colador y lo enfriamos al chorro de agua.

Ya sólo nos queda unir los fideos y las verduras y el pollo.


Es el momento de comprobar la sal y la pimienta y si hace falta añadir un poco más, una vez que estén calientes los fideos, está listo para comer.


Es una receta sencilla y sana. 



Y están riquísimos.






Buen provecho.





jueves, 13 de febrero de 2014

Un bizcocho para K.

Hoy es tu cumpleaños, y no es uno cualquiera, ya son 50.

¡ Felicidades ! 

Espero que se sigan cumpliendo todos tus sueños.


Ingredientes:
3 huevos.
1 yogur.
3 medidas de harina de repostería.
2 de azúcar moreno.
1 de aceite de girasol.
1 sobre de levadura Royal.
1 cucharadita de canela en polvo.
Naranja confitada.

... y mucho cariño.


Preparación:
Separamos las claras de las yemas, batimos las claras a punto de nieve y reservamos.

En el bol de las yemas añadimos el yogur, 2 medidas (del vaso del yogur) de azúcar moreno, mezclamos, tamizamos 3 medidas de harina sobre la mezcla anterior y añadimos la levadura. Seguimos mezclando. Vamos incorporando poco a poco una medida de aceite de girasol. Por último añadimos una cucharadita de canela en polvo y las claras de huevos que teníamos montadas.



Engrasamos un poco el molde que más nos guste.

Precalentamos el horno durante 10 minutos a unos 200º C (arriba y abajo).



Justo antes de rellenar el molde, añadimos a la mezcla 2 cucharadas de naranja confitada en cubitos (comprada en el Lidl).



Bajamos el horno a 180º C (sólo la parte de abajo) y dejamos que se haga nuestro bizcocho durante 35 ó 40 minutos (dependerá del horno).

Pasado el tiempo, pinchamos con un palillo y comprobamos que esté terminado.

Sacamos del horno y dejamos templar sobre una rejilla.



Desmoldamos y decoramos con azúcar glass.




Dejamos enfriar totalmente.



Y a disfrutar.



sábado, 8 de febrero de 2014

Los callos de mi cuñada.

De vez en cuando es muy agradable tomar este tipo de platos.

Receta muy española y en concreto esta es la versión de mi cuñada.


Ingredientes:
2 paquetes de callos.
Garbanzos.
2 chorizos.
1 morcilla de cebolla.
2 cayenas.
Agua.


Preparación:
La noche anterior ponemos los garbanzos en agua templada. Un puñado grande por cada persona.

Troceamos los dos piezas de callos.




Ponemos agua en la olla presión y cuando esté caliente añadimos los garbanzos que han estado toda la noche en remojo.


Añadimos los callos a la olla, dos chorizos enteros y dos cayenas (se puede romper una de las dos si nos gusta más picante).


Cerramos la olla y cuando empiece a pitar, la dejamos a fuego medio durante 20 minutos. Retiramos del fuego y cuando enfríe abrimos la olla con mucho cuidado.

Volvemos a poner en el fuego y la dejamos ya con la olla abierta durante dos horas aproximadamente. 

Si vemos que es necesario añadir líquido, utilizaremos algo más de agua pero siempre caliente para que los garbanzos no se pongan duros.

Cuando calculemos que falten 10 minutos añadimos una morcilla. (La cantidad de chorizo y morcilla es a gusto).


Si los preparamos el día anterior estarán más ricos.

Ya sólo nos queda emplatar, poniendo el chorizo y la morcilla en tronzos.


Sólo nos queda poner la mesa.


Un trozo de pan.


Un buen vino.


Y a disfrutar con los amigos.