lunes, 21 de julio de 2014

Crema de limón.

Un bocado dulce para terminar una buena comida.


Ingredientes:
150 gr de azúcar.
La piel de 2 limones sin la parte blanca.
El zumo de 2 limones.
60 gr. de mantequilla.
2 huevos.
1 cucharada de maizena.




Preparación:
Ponemos en el vaso de la batidora el azúcar y la molemos hasta conseguir azúcar glass.


Lavamos y secamos los limones. Los pelamos intentando no cortar la parte blanca para que no amargue nuestra crema.


Añadimos las cascaras al vaso de la batidora y trituramos bien.

Preparamos el zumo de dos limones y lo colamos antes de añadirlo a la mezcla anterior.



Pesamos 60 gr de mantequilla (debemos tenerla a temperatura ambiente) y la añadimos al vaso y mezclamos con el resto de ingredientes. 


Incorporamos los dos huevos, una cucharada pequeña de maizena y mezclamos unos minutos.


Sólo nos queda llevar esta mezcla al fuego durante unos 10 minutos sin dejar de mover.

Retiramos y colamos la crema para quitar todos los restos de la cáscara de los limones.

Pasamos la crema a un frasco que esté bien limpio, lo tapamos, dejamos enfriar y lo guardamos en el frigorífico. La pulpa que ha quedado en el colador, la hemos guardado para incorporarla a un bizcocho. (Debemos intentar no tirar nada de nada).


En el frigorífico puede aguantar durante dos semanas.


Ya sólo queda un poco de imaginación y buscar utilidad a esta crema de limón.


Nosotros la hemos usado para rellenar unas tartaletas decorándolas con almendras crocantti.


Un bocado buenísimo.



Fácil.



Una pequeña sorpresa dulce para sorprender.








martes, 15 de julio de 2014

Canapé de aguacate y queso azul.

Otro canapé para las cenas de verano.


Ingredientes:
1 aguacate no demasiado maduro.
150 gr de queso azul.

Medio limón.
1 chorrito de aove (aceite de oliva virgen extra).


Preparación:
Pelamos el aguacate. En un plato ponemos el aguacate a trozos y le añadimos unas gotas de zumo de limón, lo aplastamos junto con el queso azul y un chorrito de buen AOVE. 




Lo dejamos  con una textura gruesa.


Cortamos unas rodajas de pan y las tostamos.

Untamos las tostadas con la mezcla anterior.



Y servimos.


Fácil y rico.



 A disfrutar.