jueves, 27 de noviembre de 2014

Batata y bacalao, segunda versión.

La segunda versión.


Ingredientes:
Batata.
Migas de bacalao.
Aceite.
Huevas (sucedáneo de caviar).



Los ingredientes son los mismos que en la receta anterior, quitando la mayonesa y añadiendo las tartaletas.

Poco más hay que explicar.

Cualquier duda pincha aquí






domingo, 23 de noviembre de 2014

Milhojas de batata y bacalao.

Prueba superada. Como críticos gastronómicos hemos tenido a mi padre y una de nuestras sobrinas.

Les ha gustado mucho.

Como siempre, sencillo y fácil de preparar.



Ingredientes:
1 batata.
Migas de bacalao.
Mayonesa.
Aceite.
Huevas (sucedáneo de caviar).




Los protagonistas de esta receta son la batata y el bacalao.

Preparación:
Lavamos la batata.

Ponemos una olla con agua y cocemos la batata hasta que quede muy tierna.



La pelamos y machacamos con un tenedor.






Al bacalao desalado (se compra así) le añadimos un chorreón de aceite, para hidratarlo.



Y con la ayuda de unas tijeras lo cortamos en trozos aún más pequeños.



Untamos un molde redondo con un poco de aceite y empezamos a montar nuestra milhojas.



Primero una capa del puré de boniato.



Encima una de bacalao. 



Otra de boniato, otra de bacalao y terminamos cubriendo con una fina capa de mayonesa.





Retiramos con mucho cuidado el aro.


Decoramos con huevas.

Listo para disfrutar. 

Creemos que quedaría mejor con huevas de salmón, pero no las encontramos. Seguro que cuando queden pocos días para la Navidad, estarán en todos los supermercados.



Con lo que nos ha sobrado prepararemos otra variedad de presentación que publicaremos muy pronto.


Una receta sencilla para sorprender a nuestra familia y amigos en las próximas fiestas.





Ya  casi tenemos 20.000 visitas. Gracias a todos.

martes, 11 de noviembre de 2014

Conejo sencillo.

La carne de conejo es un alimento adecuado para incluir en una dieta equilibrada, completa y sana.

Y esta es nuestra aportación de hoy.


Ingredientes:
1 conejo.
Ajos.
Aceite.
Vino blanco.
Laurel.
Romero.
Tomillo limonero.
Sal.
Pimienta.



Preparación:
Limpiamos cualquier resto de grasa del conejo, aunque prácticamente viene limpio. Lo lavamos y secamos con papel de cocina. Salpimentamos.


En una olla echamos un chorreón de aceite.

-

Sellamos el conejo hasta que coja color.



Lo vamos retirando.



Cuando estemos terminando, añadimos los ajos pelados y cortados por la mitad.




Si nos gusta el hígado del conejo lo añadimos ahora teniendo cuidado de que no se rompa.


Retiramos.



Añadimos todo el conejo que ya tenemos rehogado, medio vaso de los de agua de vino blanco, unas ramas de romero, una hoja de laurel y si tenemos, un poco de tomillo limonero. Tapamos y dejamos a fuego lento durante aproximadamente una hora. Pinchamos y comprobamos que esté muy tierno.



Listo para disfrutar junto con unas patatas cocidas.



Rico y sano.



Buen provecho.






sábado, 8 de noviembre de 2014

Risotto de shiitake.

Algo diferente para comer en sábado.



Ingredientes:
Arroz especial para risotto.
Queso Grana Padano.
Setas shiitake.
Caldo de verduras.
1 Cebolla.
Aceite.
Mantequilla.
Sal.
Pimienta.
Nata líquida.



Preparación:
Pelamos, lavamos y picamos en trozos muy pequeños la cebolla.



Ponemos en una olla un chorreón de aceite, añadimos la cebolla, un pelín de sal y dejamos que se poche, cuando empiece a ponerse tierna añadimos un chorrito de vino blanco, muy poco, es sólo por aromatizar.




En otra olla pondremos a calentar el caldo, en esta ocasión hemos usado uno de verduras que hemos comprado, (podemos usar también caldo casero de pollo).



Estamos en temporada de setas, y para este risotto hemos usado las Shiitake, vienen muy limpias pero aún así preferimos pasarles un trapo húmedo por si tuviesen restos de tierra.




Las troceamos y las salteamos con la cebolla. 

Añadimos un poco de pimienta recién molida.






El siguiente paso será rehogar el arroz unos minutos. La proporción aproximada será por cada vaso de arroz, cuatro de caldo.






Comprobamos que el caldo está bien caliente y empezamos a añadirlo al arroz, primero un cazo, movemos, dejamos que se vaya haciendo.




Vamos repitiendo el proceso, nunca debemos añadir todo el caldo desde el principio. Debemos calcular que estará listo en unos 20 minutos que será cuando se haya consumido el caldo. Debe quedar meloso y entero.

Añadimos como una cuchara de mantequilla y mezclamos bien.



Retiramos del fuego y le echamos un chorrito de nata para así cortar la cocción del arroz, mezclamos con mucho cariño.



Ya sólo nos queda el último paso, rallar el queso Grana Padano y añadir con movimientos envolventes, probamos de sal y si es necesario añadimos más.

Emplatamos y rápidamente a comer.




El resultado no ha estado nada mal, lo recomendamos.