sábado, 13 de diciembre de 2014

Bolitas de champiñones.

Esta receta la hemos visto en el blog Bocados de cielo, nos gustó porque se hacen en un momento, no hay que rebozarlas y no hay que freírlas; se hacen
en el horno. Quizás nos gustaron más en frío que en caliente y mejor como hamburguesita que como albóndiga si la tomamos caliente. Admite montones
de salsas. 


Ingredientes:
250 gr. de champiñones, ya limpios.
1 huevo.
3 cucharadas soperas de pan rallado.
50 gr. de queso rallado.
Sal.

Pimienta.
Nuez moscada.
10 almendras (tostadas y picadas).
1 ajo pequeño.



Preparación:
Troceamos los champiñones en trozos pequeños con la batidora, sin que lleguen a ser puré. La próxima vez lo haremos a mano, debe quedar menos puré.

En una sartén con una gota de aceite tostamos las almendras, usamos unas laminadas que teníamos en casa en ese momento.


Batimos el huevo y lo mezclamos con los champiñones, añadimos el resto de ingredientes: el pan rallado, el queso, las almendras picadas, la sal, pimienta, nuez moscada (estas cantidades al gusto de cada uno) y el ajo muy picado.


Unimos todo con una cuchara, si vemos que queda muy líquido o poco consistente podemos añadirle un poco más de pan rallado.


Formaremos las albóndigas o las hamburguesitas y las pondremos sobre un placa de horno cubierta con papel de hornear. Con estas cantidades salen unas 20 bolitas.

Precalentamos el horno a 180º y las horneamos durante unos 20 o 25 minutos.




Listas para disfrutar, las hemos acompañado de una mayonesa de pera.




Se pueden preparar con antelación, como hemos dicho nos gustaron más frías.


Un aperitivo diferente y fácil.



No hay comentarios:

Publicar un comentario