lunes, 29 de febrero de 2016

Nuestra "trenza" de hojaldre con Nutella.

Preparando merienda en casa.

Demasiado bueno, un pecado, pero de vez en cuando un capricho es justo y necesario.



Ingredientes:
Nutella.
Hojaldre.
Un poco de leche.
Azúcar.


Preparación:
Extendemos la plancha de hojaldre, que hemos tenido en el frigorífico hasta el último momento.


Ponemos  en un bol tres cucharadas de Nutella.



La pasamos 30 segundos por el microondas para que resulte más fácil de manejar.



Con la punta de un cuchillo, marcamos unos cortes según se ve en la foto. 




En la parte central, ponemos toda la Nutella.


Y con mucho cuidado vamos cruzando las tiras de hojaldre.


Pintamos con la leche todo el hojaldre.



Y por últimos añadimos azúcar por encima.




Precalentamos el horno a 180º durante 10 minutos (arriba y abajo).



Bajamos la temperatura a 120º (seguimos arriba y abajo) y lo dejamos durante 20 minutos aproximadamente, como siempre, dependerá del horno.



Sacamos del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla.



Este es el resultado.



Muy fácil.



Un buen café y a disfrutar. 


  

sábado, 20 de febrero de 2016

Crema de guisantes.

Crema de guisantes con un toque especial.

Fácil de preparar para estos días de frío.


Ingredientes:
1 bolsa de guisantes congelados.
2 patatas.
1 cebolla.
1 puerro.
Leche ideal.
Aceite.
Sal. 
Pimienta.
Agua.
Champiñones.
2 ajos.


Preparación:
Pelamos, lavamos y troceamos el puerro, la cebolla y las dos patatas.


Echamos en una olla un chorrito  de aceite de oliva, y añadimos los ingredientes  anteriores, movemos unos minutos, añadimos los guisantes y mezclamos bien.





Salpimentamos.

Pasados unos cinco minutos cubrimos de agua. Sólo cubrir, no ahogar en agua.


Dejamos que se vaya haciendo durante unos 20 minutos.

Pinchamos la patata, si ya está tierna, añadimos un chorreón de leche ideal y mezclamos. Dejamos cocer unos minutos más y retiramos.



Trituramos todo bien, si es necesario pasamos por el chino. Debe quedar una crema suave. Si queda muy espesa, añadimos algo más de agua, esto ya es al gusto  de cada uno.



Para nuestro toque especial, pelamos y picamos los dos ajos en trocitos muy pequeños (como siempre retiramos la "tripa" del ajo, para que no repita).


En una sartén con un poco de aceite salteamos  los ajos.

Mientras, limpiamos y troceamos unos pocos champiñones. Los añadimos a los ajos y mezclamos. En un par de minutos estarán listos.




Sólo nos queda poner la crema de guisantes en un plato hondo o en un cuenco y decorar con un poco de champiñones y unas gotitas de aceite de oliva.





También podemos presentarlo en versión mini.

  

Buen provecho.

domingo, 7 de febrero de 2016

Rissotto de setas y parmesano.

Hace un par de semanas asistimos a un taller de arroces con el chef Abel, nos gustó la experiencia y sobre todo aprendimos algunos trucos.

Esta es nuestra versión del rissotto que hicimos en el taller.


Ingredientes:
300 gr de arroz tipo arborio.
2 dientes de ajo.
1/2 cebolla fresca.
200 gr de setas.
1 cucharada de mantequilla.
Aceite.
Queso parmesano.
1 cucharada de queso crema tipo Philadelphia,
900 ml de caldo de verduras aproximadamente.
Pimienta.
Sal.




Preparación:
Es muy importante para esta receta el tipo de arroz que utilicemos, no sirve cualquiera, el tipo arborio es el mejor para un rissotto. Los granos son redondos, cremosos con alto contenido en almidón.




Cortamos en trocitos media cebolla fresca o una si es pequeña.


Pelamos dos ajos y cortamos también en trozos pequeños.


Limpiamos las setas quitando la parte que estaba más pegada a la tierra, y con la ayuda de una servilleta de papel humedecida en agua, limpiamos, si es necesario, los posibles restos de tierra.





Ponemos el caldo de verduras a calentar en una olla, en esta  ocasión hemos usado un caldo preparado de verduras.

La proporción de caldo es aproximadamente tres veces la cantidad de arroz.



Preparamos el queso, la corteza la añadiremos al pochado de la cebolla  y ajo para que vaya tomando sabor.



Con un pelador de verduras sacamos unas láminas que reservamos, y rallamos una buena cantidad del queso.







El primer paso será pochar el ajo y la cebolla con un chorrito de aceite de oliva y una cucharada de mantequilla sin que tome color. 






Añadimos la corteza del queso.




Echamos sal y pimienta al gusto.

Cuando esté bien pochada la cebolla con el ajo, añadimos el arroz y lo mareamos durante unos minutos.




El caldo ya lo tendremos bien caliente, ya lo podemos ir añadiendo al arroz,  poco a poco sin dejar de mover. Primero dos otros cazos, mezclamos.

Retiramos la corteza del queso, y seguimos añadiendo el resto del caldo sin dejar de mezclar.





Seguimos moviendo.

Probamos por si es necesario añadir más sal o pimienta, debemos tener en cuenta que el queso le proporcionará mucho sabor, cuidado con la sal.

Cuando el  arroz esté casi a punto, en unos 20 minutos, añadimos las setas, reservando unas pocas.





Mezclamos bien y añadimos la nuez de queso tipo Philadelphia para darle cremosidad y todo el queso que hemos rallado.





Dejamos reposar el rissotto unos minutos.

Mientras, en una sartén con un poco de aceite salteamos las setas que hemos reservado.



Ya sólo nos queda emplatar. Añadimos por encima las setas salteadas y decoramos con las láminas de parmesano.




Servir rápido.

 Buen provecho.