sábado, 31 de diciembre de 2016

Palitos de hojaldre con jamón y Feliz 2017.

Otro año que termina y uno nuevo lleno de proyectos e ilusiones. Feliz 2017 a todos.

Os dejamos otro aperitivo fácil y rápido. Pocos ingredientes y muchísimo cariño.


Ingredientes:
Jamón serrano.
Hojaldre.
1 huevo.


Preparación:
Empezaremos precalentando el horno a 180 º durante unos 10 minutos, mientras iremos preparando nuestros palitos de hojaldre.

Extendemos la plancha de hojaldre y la cubrimos completamente con lonchas de jamón.


Con un buen cuchillo, cortamos en tiras de unos 3 centímetros de ancho y luego por la mitad.



Retorcemos los trozo de hojaldre para darle forma y los ponemos en la rejilla del horno sobre papel vegetal.




Batimos un huevo y pintamos los palitos.


Los horneamos a 180º (arriba y abajo) durante unos 15 minutos. Los sacamos del horno, les damos la vuelta, los pintamos otra vez, y los horneamos unos 5 minutos más.


Los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén fríos los guardamos en un tupper bien cerrados hasta el momento de servir.



Buen provecho!!!




jueves, 8 de diciembre de 2016

Paté rápido de mejillones con aguacates y feliz día de la Inmaculada.

Ya estamos pensando en posibles aperitivos para las próximas fiestas, y este paté puede ser una opción.


No necesitamos más de cinco minutos.

Ingredientes:
1 Lata grande de mejillones en escabeche.
2 aguacates pequeños.
1 trozo de cebolla dulce.
Unas gotas de limón.
1 cucharada de mayonesa.
2 cucharadas de ketchup.


Preparación:
Primero ponemos a escurrir los mejillones.


Cortamos un trozo de la cebolla y como siempre lo envolvemos en una servilleta de papel y la pasamos 35 segundos  más o menos por el microondas, así le quitamos el sabor fuerte, este paso es opcional.


Añadimos a un vaso de la batidora la cebolla, una cucharada de mayonesa y dos de kepchup.


Cortamos y pelamos dos aguacates pequeños e incorporamos la pulpa y unas gotas de limón al vaso.


Por último añadimos los mejillones.


Batimos todo bien hasta conseguir una crema homogénea.

Es importante guardar nuestro paté en un bote bien cerrado para que no se ponga oscuro, aunque el limón ayudará.

Y listo, este es el resultado.


Ya nos queda usar la imaginación para presentar este rápido paté. 




Buen provecho.