domingo, 29 de octubre de 2017

Manitas de cerdo guisadas.

Una receta especial. Siempre te llevaremos en el corazón. Te hubiese gustado probarlas.



Ingredientes:
5 manitas de cerdo.
1 cabeza de ajos.
2 cebollas.
1 rebanada de pan.
1 hoja de laurel.
1 cayena.
1/2 cucharadita de pimentón dulce
4 cucharadas de tomate frito.
1/2 vaso de vino blanco.
Aceite.
Pimienta negra molida.
Sal.
Agua.


Preparación:
En la carnicería nos han troceado las manitas y le han quitado las pezuñas, así que sólo tendremos que pasarlas por el chorro de agua y secar con papel cocina. Salpimentamos y reservamos.



Utilizaremos para toda la preparación la olla rápida. 

Pelamos y picamos una cabeza de ajos (como siempre le quitamos el germen del centro para que no se repita).


Echamos un chorreón de aceite a la olla y añadimos los ajos, movemos hasta que se doren.


Añadimos una cayena y la hoja de laurel.


Quitamos la corteza del pan, lo troceamos y lo añadimos a la olla.


Mientras se va dorando picamos las cebollas.


Las añadimos a la olla.


Cuando esté la cebolla algo pochada, sacamos el pan y lo majamos en un mortero añadiendo sal.


Quedará así.



Echamos 1/2 cucharada de las de postre de pimentón.


Mezclamos bien.



Añadimos el majado de pan.



Unas 4 cucharadas de tomate frito y 1/2 vaso de vino blanco.


Mezclamos bien y dejamos que se haga unos cinco minutos. Probamos y si es necesario añadimos más.


Ya podremos incorporar las manitas.


Mezclamos todos bien.


Y cubrimos con agua.


Tapamos la olla rápida y dejamos hacer entre unos 45 minutos y 1 hora,  dependerá del tipo de olla.



Pasado este tiempo y cuando la olla deje de soltar vapor la abrimos y pinchamos las manitas con la punta de un cuchillo, para comprobar que estén bien tiernas.

Le damos un hervor fuerte con la olla abierta con idea de reducir un poco la salsa.


Este es el resultado.



Buen provecho.





miércoles, 16 de agosto de 2017

Patatas especiadas al horno.

Una rica guarnición. Fácil de preparar.


Ingredientes:
2 patatas.
Aceite.
Sal.
Pimienta negra.
Orégano.
Tomillo.
Pimentón dulce.


Preparación:
Para agilizar la preparación, cocemos unos 10 minutos las dos patatas o la cantidad que necesitemos. Así no tendremos que tenerlas tanto tiempo al horno.


Le quitamos el agua de la cocción y la cortamos en gajos grandes. No deben estar demasiado cocidas, así evitaremos que luego se rompan. Se terminarán de hacer en el horno.


Ponemos en un bol las patatas y añadimos al gusto la sal, pimienta negra, tomillo, orégano, pimentón dulce y un chorreón de aceite de oliva. Mezclamos bien con cuidado de no romper las patatas.


Precalentamos el horno durante 5 minutos a 180ºC con calor arriba y abajo.

Ponemos las patatas en una fuente especial para horno, las tapamos con papel de aluminio y las dejaremos hacer durante unos 15 minutos.


Las pinchamos con la punta de un cuchillo y si ya están tiernas las dejamos dorar unos 5 minutos más. Como siempre todo dependerá del tipo de horno.


Ya tenemos lista la guarnición para acompañar a cualquier carne o pescado que nos guste.




Buen provecho.


miércoles, 9 de agosto de 2017

Conejo en salsa de tomate al aroma de romero.

Otra forma de preparar el conejo. Rica y sana.


Ingredientes:
Conejo.
Romero.
Tomate triturado.
Caldo de verduras.
Vino blanco.
1 cebolla.
Ajos.
Harina.
Aceite.
Sal.
Pimienta negra.



Preparación:
Lo primero que haremos es limpiar de posible grasa el conejo, lo lavamos y secamos bien con papel cocina.

Salpimentamos al gusto.


Para no ensuciar mucho y hacerlo más rápido, ponemos harina en una bolsa de plástico que esté totalmente limpia.


Vamos enharinando el conejo y lo sacudimos para retirar el exceso de harina.


Reservamos los trozos en un plato.


En una olla ponemos un chorreón de aceite y una rama de romero.


Cuando el aceite esté caliente empezamos a dorar los trozos de conejo. Cuando el romero empiece a oscurecer lo quitamos.



Picamos 4 ajos y una cebolla en trozos muy pequeños.


En el mismo aceite de dorar el conejo, salteamos los ajos.


Añadimos la cebolla y la dejamos pochar a fuego lento.



Añadimos medio vaso de vino blanco y dejamos que evapore  el alcohol.


Pasado unos cinco minutos echamos un vaso de caldo de verduras.


Y un bote de medio kilo de tomate triturado.


Añadimos sal, pimienta y una cucharada de azúcar.


Dejamos que se haga el tomate durante unos 10 minutos.


Incorporamos el conejo y lo dejamos haciendo chup chup hasta que la carne esté muy tierna.




Pinchamos la carne con la punta de un cuchillo y si ya está a nuestro gusto, retiramos del fuego y dejamos reposar.


Ya sólo queda emplatar y comer acompañado de un buen trozo de pan.


Si preparamos mucha cantidad podemos congelar sin problema.



Buen provecho.